Sin valoraciones aún.
Por favor espere…

Película

Del Revés (Inside Out)

Sinopsis

Riley, una niña de 11 años tremendamente feliz, se ve obligada a mudarse a San Francisco junto a su familia y abandonar su casa y amigos, momento en el que aflorarán y descubrirá nuevas y mezcladas emociones.

Crítica

Crítica Del Revés (Inside Out)

Tristeza, Miedo, Ira, Asco y Alegría

Del Revés es, sin ninguna duda, LA obra maestra de la factoría Pixar que tras grandes títulos como Toy Story, Buscando a Nemo, Cars o Monstruos (y alguna que otra decepción) vuelve a posicionarse en el Olimpo de las producciones de animación. Y es que pocas veces se ha visto como una historia se adentra en temas tan extremadamente complejos como puede llegar a ser la mente humana y explicar, con absoluta simpleza y naturalidad, como funcionamos y cual es el resultado físico de nuestras emociones.

Para ello la película empieza presentándote a sus protagonistas (con permiso de Riley y sus padres), que son ni más ni menos que cinco de las emociones que más incidencia pueden tener en nuestro estado de ánimo: Alegría (amarillo), Miedo (violeta), Ira (rojo), Asco (verde) y Tristeza (azul) y que “controlan” las reacciones de la niña en base a su forma de ver y entender las cosas. Dichas emociones están alojadas en su cuartel general, una estancia con una consola central a través de la cual se encargan de mandar a Riley los estímulos necesarios para reaccionar ante sus vivencias, de una u otra manera en función de quién esté el mando.

Crítica Del Revés (Inside Out)

Vista de las Islas de la Personalidad

Por debajo del cuartel se extiende todo un mundo interior fantástico formado por las Islas de la personalidad (Isla de Hockey, Isla de la Amistad, Isla de la Familia, Isla de las Tonterías e Isla de la Sinceridad), pilares del carácter de la niña. Estas islas se hayan flotando sobre el Vertedero de la memoria, lugar dónde se retiran los recuerdos que los Olvidadizos consideran que “no vale la pena” conservar, y al mismo tiempo están rodeadas por el Laberinto de la memoria a largo plazo (un almacén repleto de pasillos abarrotados con grandes librerías con los recuerdos de Riley) controlado por los trabajadores de la mente, el País de la imaginación (al más puro estilo Disneyland), la Habitación del pensamiento abstracto (dónde todo se convierte en formas y lineas bidimensionales) o el Estudio de los sueños (ambientado como un plató de Hollywood en el que se crean sueños y pesadillas), entre otros, así como El tren de pensamientos, que transporta “ideas” hasta el cuartel general y que Alegría y Tristeza ansían en coger para volver a su sitio y ayudar a Riley. En definitiva, un mundo mágico, tierno, lleno de colores vivos y conceptualmente perfecto que resulta una delicia para la vista y que consigue que no te atrevas a desviarla de la pantalla.

Crítica Del Revés (Inside Out)

Imagen de Riley y sus padres tras la mudanza

Del revés nos deleita con algo tan cotidiano como complejo: los sentimientos, y como estos determinan nuestro comportamiento a diario. Algo tan difícil de entender en muchas ocasiones y que nos explican con una extraordinaria habilidad al más puro estilo “Érase una vez la vida” (salvando, por supuesto, las distancias). Y es que más allá de la historia de Riley o de la aventura de las emociones para recuperar la “normalidad” en el cuartel general, Del Revés nos regala una lección sobre la vida y nos instruye de forma magistral sobre los mecanismos que activan nuestras emociones, encumbrando la estrecha relación entre la tristeza y la alegría, y siendo el descubrimiento que hace Alegría durante su travesía junto a Tristeza la clave para que la niña pueda pasar página e iniciar una nueva etapa de su vida. Todo ello sin llegar en ningún momento al drama (lo cual es de agradecer) y con la dosis justa de melancolía (gracias al entrañable Bing Bong, amigo invisible de la pequeña) para removerte el estómago y que sientas la historia en primera persona.

Crítica Del Revés (Inside Out)

Alegría paseando por la memoria a largo plazo

El compositor Michael Giacchino juega, una vez más, un papel determinante creando una banda sonora digna de esta gran historia creando una atmósfera conmovedora, mágica y de felicidad para cada capítulo de este viaje. Un viaje con dos mundos: el real y el de la mente. Cada uno con sus reglas y matices. Y apto para cualquier persona, independientemente de la edad que tenga. Por que la apuesta de Pete DocterJohn Lasseter y su espectacular equipo es clara: DIVERTIR y EMOCIONAR. Y  ha resultado claramente una apuesta GANADORA.

Tráiler

Valoración

10

Notícias relacionadas

No hay notícias relacionadas.

Películas relacionadas

No hay películas relacionadas.

Tráilers relacionados

Leave a Reply