Cobertura del Festival de San Sebastián 2016

VIERNES 23 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

8ª JORNADA FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Lo que bien empieza, mejor acaba. Y la 64 edición del Festival de San Sebastián ha llegado a su final con varias cosas a destacar, incluyendo la que para nosotros ha sido, sin ningún tipo de dudas, la joya de este festival, “Arrival”, una de las películas que estamos seguros dará que hablar en los próximos meses. Pero antes de daros nuestras impresiones sobre ella vamos a comentar lo más destacado del pasado viernes.

RUEDA DE PRENSA DE AMERICAN PASTORAL

Por la mañana asistimos con ganas a la rueda de prensa de “American Pastoral (Pastoral Americana)”, el debut en la dirección de Ewan McGregor que nos había dejado más bien fríos en la presentación del día anterior. No siempre se puede tener tan de cerca a dos estrellas como son el propio McGregor o Jennifer Connelly, así que fue casi obligatorio asistir al Kursaal para ver qué curiosidades nos explicaban acerca de la película. El primero en hablar fue, obviamente, McGregor, que admitió que había aprendido muchísimo de directores con los que había trabajado como Danny Boyle, Woody Allen o Roman Polanski, y que todos ellos habían sido una influencia para él. De todos modos, explicó que no hay una manera correcta de dirigir y que él se había ceñido sobre todo a dirigir como un actor. “Me uní al proyecto hace tres años”, explicó McGregor, “y al principio sólo debía interpretar al personaje principal, pero una serie de problemas pusieron en aprietos la realización del filme y yo, que llevaba mucho tiempo interesado en el papel, decidí afrontar la responsabilidad de llevarlo a cabo”. McGregor también subrayó las ganas que tenía de estar involucrado en una historia en todos los sentidos: “lo bonito de dirigir es que puedes trabajar con todos, y puedes expresar cómo te imaginas las cosas, interaccionando con todos los implicados en el proyecto”. Y a priori su experiencia como actor fue lo que más ayudó al resto del plantel. “Fue magnífico trabajar con Ewan”, afirmó una deslumbrante Connelly, “cada día ensayábamos los dos juntos en el set antes de empezar a rodar y eso nos daba libertad para explorar y preguntarnos cosas. Yo estaba muy intrigada por el personaje de Dawn y su complejidad, y al mismo tiempo sentía mucha pena y compasión por ella”.  La recepción de la película, que se presentaba oficialmente ese mismo día, fue más bien pobre y muchos de los medios no dudaron en calificarla como una de las grandes decepciones del festival.

RAGE “IKARI”, DE LEE SANG-IL
Rage

Rage “Ikari”

Durante el viernes también se presentó la japonesa “Rage (Ikari)“, de Lee Sang-il, con Ken Watanabe como gran estrella. La película se divide en tres historias, todas con un nexo en común, un brutal asesinato que no ha sido resuelto y que sirve como excusa para que el director examine cómo puede afectar la sospecha a una serie de diferentes personajes. La mayoría de críticas han coincidido en que la película, que se presenta como un thriller pero no tarda en descubrirse como un drama, peca de un exceso de trampas para engañar al espectador, que acaban cansando y haciendo que la audiencia desconecte. Lo que interesa al final no es tanto saber quién ha cometido el crimen sino los efectos que la duda pueda causar entre los personajes, pero un mal montaje y un metraje demasiado largo (casi dos horas y media) terminan afectando al resultado general.

EL CINE DE DENIS VILLENEUVE

Denis Villeneuve se dio a conocer en 2010 con la maravillosa “Incendies”, que aunque no era su primera película, sí que fue la que hizo que medios y críticos empezasen a fijarse en el joven director canadiense. Sus siguientes películas hicieron que el interés por Villeneuve fuera aumentando: “Prisioneros” (2013), “Enemy” (2013) y sobretodo “Sicario” (2015) fueron muy bien recibidas por la crítica, y los aficionados al género (entre los que nos incluimos) no tardaron en alegrarse al saber que la tan largamente esperada secuela de “Blade Runner” iba a parar a sus manos. Y es que Villeneuve ha demostrado a lo largo de su filmografía que es alguien que cuida al máximo su narrativa, considerando aspectos como la fotografía y la música como elementos esenciales a la hora de contar una historia. Prueba de ello es su última película, “Arrival”, que tuvimos ocasión de ver el viernes por la tarde y que, como ya hemos dicho al principio, ha sido la película que más nos ha gustado de este festival.

ARRIVAL
Arrival

Arrival

Arrival” cuenta la historia de la doctora Louise Banks (Amy Adams), experta en lenguaje, que verá cómo su vida da un giro de 180 grados cuando unas naves alienígenas llegan a la tierra y deba ser ella la que, junto al científico Ian Donnelly (Jeremy Renner), estudie y comprenda cómo comunicarse eficazmente con los extraterrestres. La película de Villeneuve, sin embargo, no es una película de ciencia ficción al uso, sino que más bien se trata de un drama con toques de ciencia-ficción, que habla sobre la falta de entendimiento y sobre la aceptación de lo que es inevitable. Amy Adams está perfecta en un papel que asume con total entereza, y la música de Jóhann Jóhannsson, colaborador habitual de Villeneuve, hace que nos sumerjamos totalmente en lo que se nos está contando. Los atronadores aplausos que sonaron al finalizar la película, de lejos los más largos que oímos comparados con cualquier otra película del festival, no dejaban lugar a dudas: la propuesta de Villeneuve había entusiasmado y sobretodo, convencido. “Arrival” es una gran película que da que pensar, de las que se deben ver más de una vez para entenderla en su totalidad, y si teníamos alguna duda de la capacidad de Villeneuve para encargarse de un proyecto como el de la secuela de “Blade Runner”, éstas se han disipado totalmente.

PREMIOS
I am not Madame Bovary

I am not Madame Bovary

Por lo que respecta a los premios, que se otorgaron en la ceremonia de clausura de ayer por la noche, ha habido sorpresas. Y es que la que se ha alzado con la Concha de Oro ha sido la china “I am not Madame Bovary”, de Feng Xiogang, que en su presentación tampoco recibió muchos elogios pero que parece haber convencido al jurado presidido por Billy August. Las películas españolas no se fueron de vacío, y “El hombre de las mil caras” y “Que Dios nos perdone” obtuvieron el premio a mejor actor (Eduard Fernández) y mejor guión respectivamente. A continuación os dejamos con la lista de todos los premiados:

  • Concha de oro a mejor película: “Wo Bu Shi Pan Jinlian” (“I am not Madame Bovary”)
  • Premio especial del jurado: ex aqueo “El invierno” y “Jätten” (The Giant)
  • Concha de plata a la mejor dirección: “Dangsinjasingwa Dangsinui Geot” (“Yourself and yours”)
  • Concha de plata a la mejor actriz: Fan Bingbing por “Wo Bu Shi Pan Jinlian” (“I am not Madame Bovary”)
  • Concha de plata al mejor actor: Eduard Fernández por “El hombre de las mil caras
  • Premio del jurado al mejor guión: Isabel Peña y Rodrigo Sorogoyen por “Que Dios nos perdone
  • Premio del jurado a la mejor fotografía: Ramiro Civita por “El invierno

Podéis encontrar el resto de premiados en la web oficial del Festival. Nosotros nos despedimos aquí, ha sido un placer relataros por primera vez la actividad de un festival como este y esperamos que no sea la última. ¡Un saludo y hasta el año que viene!

JUEVES 22 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

7ª JORNADA FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Encaramos ya la recta final del 64 Festival de San Sebastián con las dos últimas jornadas oficiales.  En la de ayer, la 7ª de este año, tuvo lugar la presentación de “Snowden” y de “La reconquista”, la nueva película del español Jonás Trueba. Mientras que el film de Oliver Stone fue recibido de una manera más bien fría y no terminó de convencer, la película del más joven de los Trueba gustó bastante entre los asistentes. Dividiendo la historia en dos partes, Trueba nos cuenta la relación entre dos adolescentes que, tras vivir un intenso primer amor, se emplazan a encontrarse al cabo de 15 años. La primera mitad de la película nos sitúa en la actualidad y la segunda nos muestra cómo se inició todo, uniendo ambas partes mediante la carta de amor que los adolescentes se escriben para encontrarse al cabo del tiempo. Aunque algunos han destacado un exceso de pedantería por parte de Trueba, la acogida general fue muy buena, y la mayoría no ha dudado en remarcar el ingenio de su guión y lo bien que están todos los actores.

Por lo que respecta a nosotros, ayer pudimos asistir a la proyección de hasta tres películas: la japonesa “Your name”, la primera película como director de Ewan McGregor, “American Pastoral”, y lo último de Todd Solondz, “Wiener-Dog”.

YOUR NAME
Your Name

Your Name

Cuando hablamos de animación japonesa es muy fácil que lo primero en lo que pensemos sea en el estudio Ghibli de Hayao Miyazaki. De hecho, el director de “Your name”, Makoto Shinkai, ya ha sido etiquetado por algunos como el sucesor de quién nos trajo obras maestras como “Mi vecino Totoro” o “El viaje de Chihiro”, por citar dos ejemplos. Pero “Your name” no puede ser catalogada como un producto Ghibli porque ni lo es ni lo pretende. En esta fábula de amor con toques de ciencia ficción, los dos protagonistas, Taki y Mitsuha, se dan cuenta de que cuando caen dormidos intercambian mágicamente sus cuerpos. Lo que al principio conlleva todo tipo de equívocos y situaciones vergonzosas para los protagonistas, pronto se acabará convirtiendo en una búsqueda a través del tiempo de la verdad de tal misterio. Aunque la película pueda tener situaciones o momentos un poco ridículos para el público occidental (ciertas canciones o momentos “videocliperos” que no casan muy bien con el ritmo al que estamos acostumbrados) la verdad es que la película es extrañamente entrañable, cuenta con una sorpresa de guión muy bien guardada y termina haciendo que queramos saber más acerca de esta extraña pareja que parece condenada a no recordarse ni, por ende, a encontrarse.

AMERICAN PASTORAL
American Pastoral

American Pastoral

No son pocos los actores que han terminado asumiendo labores de director, poniéndose detrás de las cámaras para relatar historias: lo hizo Sylvester Stallone, lo hizo Clint Eastwood, más recientemente tuvimos el caso de Ben Affleck e incluso Raúl Arévalo en territorio español, y ahora es Ewan McGregor el que ha debutado como director con “American Pastoral (Pastoral Americana)”, adaptación del libro del mismo nombre de Philip Roth. En “American Pastoral” el protagonismo recae en Seymour “El Sueco” Levov (interpretado por el propio McGregor), padre de una típica familia americana durante los años 60, que deberá lidiar con el hecho de que su única hija es quizás una amenaza para la estabilidad de la sociedad en la que vive. Hay varias cosas buenas en “American Pastoral”, empezando por una historia interesante y que nos atrapa a lo largo de la película y siguiendo por los roles femeninos, magníficamente interpretados por Jennifer Connelly y Dakota Fanning, pero también hay algunas sombras. La más importante de ellas es que se nota que esta es la primera película de McGregor, quién parece más interesado en sacar el máximo potencial de sus actores que en prestar atención a la historia. Y lo más decepcionante de todo es que hay material para hacer una buena película (no sin embargo el autor de la novela ganó con ella el Pulitzer y la National Medal of Arts), pero McGregor no sabe aprovecharlo: hay momentos de la película que parecen demasiado forzados, momentos en los que no sabemos si creernos lo que se nos está contando… y todo ello termina pesando demasiado. McGregor le pone ganas, de eso no hay duda, pero no son suficientes y no sabemos si esto le permitirá en un futuro ofrecernos algo mejor que lo que encontramos en “American Pastoral”.

WIENER-DOG
Wiener-Dog

Wiener-Dog

La última de las películas que vimos ayer fue lo nuevo del controvertido director estadounidense Todd Solondz (“Welcome to the Dollhouse”, “Happiness”), “Wiener-Dog”, una historia con múltiples protagonistas que, aun sin conocerse entre ellos, comparten algo en común: un perro salchicha que pasa por todas sus vidas con diferentes resultados. Los que conozcan la filmografía de Solondz o hayan oído hablar de él ya pueden imaginarse lo que les espera en “Wiener-Dog”: una ácida comedia, cruel y descarnada, que en este caso nos relata cómo cambian las vidas de 4 extraños cuando deciden adoptar a un pequeño perro salchicha. La premisa nos hacía esperar un relato más bien tierno, pero al poco de empezar la película ya comprobamos que Solondz iba a usar el can como mera excusa para reírse, una vez más, de la sociedad americana y sus miedos. En “Wiener-Dog” hay humor y nos reímos y mucho, pero aunque resulta interesante ver qué efectos despertará el perro en cada uno de sus 4 dueños y cómo cambiará sus vidas, no hay demasiado a destacar más allá de esto. La película es más bien pobre a nivel de trama, por no decir que esta es inexistente, y Solondz se sirve de la premisa para contar cuatro mini historietas que, si bien son divertidas, en un contexto general ofrecen muy poco.

MIERCOLES 21 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

6ª JORNADA FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

A estas alturas del festival ya se han presentado algunas de las películas más potentes de esta edición y las quinielas empiezan a tener claro cuáles son las favoritas para llevarse la Concha de Oro. Entre ellas, sin embargo, no se encuentra “A monster calls”, la nueva película de J.A. Bayona que se ha presentado fuera de concurso (con división de opiniones) y de la que se realizó ayer una rueda de prensa a la que tuvimos oportunidad de acudir. En ella asistieron el propio director acompañado por Sigourney Weaver, Patrick Ness (guionista), Belén Atienza (productora), Paolo Vasile (Consejero Delegado Mediaset España) y Ghislain Barrois (CEO Telecinco Cinema). Durante los primeros veinte minutos de la rueda de prensa la gran protagonista fue la actriz, que recibiría por la noche el Premio Donostia y que desde el principio hizo gala de un saber estar propio de alguien con tanta experiencia.

RUEDA DE PRENSA “A MONSTER CALLS”

Entre otras cosas, Weaver destacó lo fácil que se le hizo trabajar con Bayona (“Fue el capitán de nuestro barco y nos sentimos muy seguros con él”), y se mostró muy agradecida por recibir un premio en este festival, del que guarda muy buenos recuerdos desde que en 1979 presentasen una pequeña película llamada “Alien”. El film de Ridley Scott terminaría catapultando a la fama a la actriz y establecería las bases de la “mujer fuerte” que tanto se ha prodigado en su carrera. De lo que más se enorgullece Weaver, dejando de lado el ser considerada como una figura femenina vital en el cine de las últimas décadas, es de haber trabajado con directores de la talla de James Cameron, Woody Allen, Peter Weir o Ang Lee.

San Sebastian Dia 2 - Imagen 1 Post

Rueda de prensa “A Monster Calls”

No sé cómo tuve tanta suerte para trabajar con tantos directores magníficos”, llegó a admitir la actriz, “y tener la oportunidad de trabajar con Jota (Bayona) en España ha sido estupendo, me encanta la pasión que desprenden los españoles en todo lo que hacen y cómo se comprometen con ello”.  El director también tuvo palabras de agradecimiento hacia Weaver y destacó lo difícil que fue hacer una película “con muchas capas; el reto fue encontrar en la sala de montaje una arquitectura adecuada para la película, que nos supiera dar una buena estructura y que transmitiera al espectador todo lo que queríamos, que era mucho”.

SNOWDEN

Por la tarde fuimos a ver “Snowden”, el nuevo thriller político de Oliver Stone, basado en las peripecias del consultor tecnológico Edward Snowden, que en junio de 2013 sacó a la luz, mediante la colaboración de los periódicos The Guardian y The Washington Post, información que confirmaba la existencia de programas de vigilancia masiva en los Estados Unidos, primero bajo el gobierno de George W. Bush y luego con Obama. Que Stone es un director al que le apasiona el mundo político-económico es algo de sobras conocido, y basta echar un vistazo a su filmografía (“Platoon”, “Nacido el cuatro de Julio”, “JFK”, “Nixon”, “Wall Street”…) para confirmarlo. El caso del joven analista norteamericano era un material a priori perfecto para las manos de alguien tan experimentado en películas de este estilo, pero el resultado final es más bien decepcionante.

Snowden

Snowden

Aunque la película es interesante y trata de un tema del que todo el mundo debería estar informado, “Snowden” termina siendo demasiado larga y manipuladora, incluso para alguien como Stone. Algo falla cuando, en momentos supuestamente serios o evocadores, se escuchan risas entre el público. De todos modos, vale la pena ver la película para estar enterados de un caso que nos hace preguntarnos hasta qué punto estamos controlados en la sociedad actual, y para, una vez más, deleitarnos con la capacidad que tiene Joseph Gordon-Levitt para mimetizarse con su personaje (ya hizo algo parecido en “The walk”, de Robert Zemeckis). La edad de oro de Stone ya ha pasado, lejos quedan sus mejores películas, y aunque no podemos evitar preguntarnos qué habría hecho con este material alguien como J.C. Chandor o incluso Paul Greengrass, se agradece el esfuerzo del director para contar una historia ciertamente comprometedora.

MARTES 20 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

5ª JORNADA FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

Un día más y seguimos cubriendo las novedades que nos trae el Festival de San Sebastián. La jornada de ayer contó con la presentación oficial para los medios de “Colossal”, la película de Nacho Vigalondo que tuvimos ocasión de ver hace un par de días y que, aunque ha gustado en líneas generales, la sensación que ha despertado entre los asistentes no ha sido del todo positiva. Muchos han aplaudido su originalidad y su buen planteamiento pero han coincidido en que la película parece no terminar de encajar en un estilo concreto y que su tono no es el más adecuado. A nosotros, como ya comentamos ayer, nos pareció un disfrute la mar de entretenido sin tampoco muchas pretensiones y con un humor muy propio del realizador cántabro. No se llevará ningún premio, pero tampoco lo pretende.

AS YOU ARE

También se presentó “As you are”, el debut del joven Miles Joris-Preyrafitte, que narra la amistad de tres adolescentes “outsiders” y cómo una serie de secretos pondrá a prueba su confianza y la manera en la que viven. Poco se ha destacado de esta película, más allá de que abusa de una serie de clichés muy manidos y que cuenta con un acto final muy desacertado.

As You Are

As You Are

A MONSTER CALLS

Pero lo más interesante de la jornada de ayer fue poder asistir a la primera proyección de una de las películas más esperadas de este festival (y, por qué no decirlo, del cine español de esta temporada): “A monster calls”, lo nuevo de J. A. Bayona (“El orfanato”, “Lo imposible”) basado en un libro de Patrick Ness y con guión del propio escritor. En “A monster calls” el protagonismo recae en el joven Connor (un magnífico y muy a tener en cuenta para el futuro Lewis MacDougall), que debe hacer frente a la enfermedad de su madre y a un ambiente familiar y escolar problemático, y a quién sólo las visitas nocturnas de un monstruo imaginario en forma de árbol parecen ayudar. Mediante una serie de historias, el monstruo (Liam Neeson, realizando un ejercicio de tonalidad vocal insuperable) intentará hacerle ver a Connor que la respuesta a sus problemas está en su interior, y que él mismo debe superarlos mediante el coraje y la valentía suficientes. La historia, sin embargo, la hemos visto antes; sin ir más lejos, la película “El laberinto del fauno” (Guillermo del Toro, 2006) planteaba una situación muy parecida, aunque en un contexto radicalmente diferente. Aun así, la voluntad del escritor y guionista Patrick Ness es encomiable: el canto hacia la madurez que transmite la película es su baza más potente, y el espectador puede empatizar muy fácilmente con la situación de Connor y la dificultad que supone, en ciertos casos, hacer frente a la verdad. Además, a Bayona le encanta el melodrama y sabe perfectamente qué teclas tocar para conseguir emocionar al espectador.

A Monster Calls

A Monster Calls

J.A. BAYONA

Ya lo vimos en “Lo imposible” y el material presente en “A monster calls” parece ser el más adecuado para sus intenciones. Pero, más allá del mensaje, la película se queda en un envoltorio muy bien realizado, visualmente muy potente (las animaciones de las historias en forma de acuarela son increíbles, y los efectos especiales del árbol nos parecieron muy creíbles) y muy bien actuado que, sin embargo, no ofrece mucho más. “A monster calls” no es una mala película, pero sí es demasiado previsible, de la misma manera que es previsible que reventará las taquillas de nuestro país cuando se estrene. Algo debe estar haciendo bien Bayona cuando con tan solo 3 películas se ha labrado una de las carreras más internacionales y más potentes que se han visto nunca en España y cuando ya cada una de sus nuevas películas es casi un acontecimiento mediático. De momento, tiene el éxito asegurado con su próximo proyecto, la secuela de “Jurassic World”, con la que hará el salto definitivo a los grandes blockbusters, pero aún está por ver si hay verdadero talento detrás de tanto efectismo.

LUNES 19 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

4ª JORNADA FESTIVAL DE SAN SEBASTIÁN

La 4ª jornada del Festival de San Sebastián estuvo marcada por la cálida acogida que tuvo de nuevo una película española. Si ayer explicábamos lo bien que había sido recibida “El hombre de las mil caras”, hoy nos toca destacar “Que Dios nos perdone”, un thriller policiaco dirigido por Rodrigo Sorogoyen (“Stockholm”, 2013) y protagonizado por Antonio de la Torre y Roberto Álamo, que cuenta la investigación de dos policías en la búsqueda de un asesino en serie en Madrid en agosto de 2011. En ese momento, la capital española se estaba preparando para acoger la Jornada Mundial de la Juventud mientras algunos manifestantes del 15-M aún se reunían en la Puerta del Sol y las temperaturas en la ciudad rozaban máximos históricos.

Todo esto, sumado a la creciente tensión por las manifestaciones y las cargas policiales, era el marco perfecto para la idea que tenía en mente Sorogoyen, y que este ha trasladado a la pantalla con un excelente pulso y dos actores en estado de gracia. Ya hay quién ha comparado “Que Dios nos perdone” con películas como “Seven” o series como “True Detective”, y todo apunta que será una de las favoritas para alzarse con un premio en la próxima edición de los Goya, así que deberemos estar atentos para no perdérnosla cuando se estrene el próximo 28 de octubre.

Imagen de “Que Dios nos perdone”

Por nuestra parte, tuvimos ocasión de asistir a dos de las proyecciones que más esperábamos de este festival: “Colossal”, la nueva frikada de Nacho Vigalondo (“Los Cronocrímenes”, “Extraterrestre”), y “Midnight Special”, de Jeff Nichols (“Take shelter”, “Mud”). Y, afortunadamente para nosotros, ninguna de ella nos decepcionó.

COLOSSAL

Nacho Vigalondo es seguramente uno de los directores más particulares del cine español, y eso que solo cuenta con cuatro largometrajes a su espalda. Empezó realizando diferentes cortos, consiguiendo ser nominado al Oscar con uno de ellos (“7:35 de la mañana”), y el primer largometraje que realizó, “Los Cronocrímenes”, ya daba pistas del estilo que nos podría ofrecer en sus próximas películas el director cántabro. En “Colossal”, protagonizada por una estupenda Anne Hathaway, Vigalondo le da una vuelta de tuerca al género de “monstruo enorme que ataca ciudad” contándonos la historia de Gloria, una mujer que, tras perder su trabajo y romper con su novio, decide volver a su pueblo natal. Ahí no tardará en darse cuenta de que está misteriosamente conectada con un monstruo gigantesco que ha aparecido en Seúl y que está causando estragos en la ciudad, y deberá lidiar con ello mientras intenta poner orden a su desorganizada vida.

Aun con sus fallos, que los tiene, “Colossal” es un entretenimiento muy disfrutable, con un planteamiento que solo a alguien como Vigalondo se le podría ocurrir, con pinceladas de humor muy propias del director (el momento “Thug Life” es hilarante y arrancó carcajadas y aplausos en la sala) y con buenas ideas que hacen de su segundo largometraje internacional una pequeña joya a descubrir. Seguramente no encajará con el gusto de todos, pero aquellos que aprecien el estilo de Vigalondo pueden estar tranquilos, que no saldrán decepcionados.

Imagen de “Colossal”

MIDNIGHT ESPECIAL

Por otro lado, Jeff Nichols vuelve al terreno del fantástico (que más o menos tocó en “Take shelter”, aunque desde otra perspectiva) con “Midnight special”, la película que de momento más nos ha convencido de las tres que hemos visto en el festival. Esta fábula de ciencia ficción nos pone en la piel de Roy Tomlin (Michael Shannon), un granjero de Texas que ha escapado de un culto religioso junto a su hijo Alton, quién ha dado muestras de tener una serie de poderes paranormales y que está siendo perseguido tanto por el mencionado culto como por el gobierno de los Estados Unidos.

Nichols ya sorprendió a propios y extraños con la maravillosa “Take shelter”, también protagonizada por Michael Shannon, y en “Midnight special” vuelve a centrarse en un ambiente en el que la fe y la religión tienen una importancia vital. Aunque la nueva película de Nichols mantiene el suspense durante gran parte del metraje y sabe captar la atención del espectador, “Midnight special” no puede evitar desinflarse a partir del tercer acto, momento en que las piezas están todas colocadas y se resuelve el misterio detrás de los poderes de Alton. La sensación tras haber visto la película es un poco agridulce, puesto que el inicio y la primera mitad de “Midnight special” son tremendamente eficaces y el ambiente que crea Nichols te atrapa, pero da la sensación que no supiera cómo terminar su historia de manera efectiva, resolviendo las dudas de manera más bien pobre. De todos modos, la película ha gustado y estamos seguros que el cine de género e indie agradecerá muchísimo tener cerca una figura como la de Nichols.

Imagen de “Midnight Special”

Eso es todo por hoy, mañana os contaremos más y os dejaremos nuestras impresiones sobre lo nuevo de J. A. Bayona, “A monster calls”, que viene al festival arropada por el propio director y Sigourney Weaver.

DOMINGO 18 DE SEPTIEMBRE | SAN SEBASTIÁN

FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN

Pocos aficionados al cine serán los que no sepan que durante estos días se está celebrando el 64 Festival de Cine de San Sebastián, quizás el festival de cine más importante de España (con permiso de Sitges) y que empezó su andadura el pasado viernes. Aunque en Reels of Cinema nos hubiera gustado estar ahí desde el primer día, nos fue imposible llegar hasta ayer, pero  como se dice normalmente, “más vale tarde que nunca”.

Festival de San Sebastián 2016

Llegamos al Festival

Durante estos dos primeros días se han ido presentando, con más o menos fortuna, algunas de las películas que no tardarán en llegar a nuestra cartelera. Entre estas destacan el remake del clásico “Los siete magníficos”, que ha recibido una acogida más bien tibia, pero que ha servido para ver a Ethan Hawke recogiendo el Premio Donostia a su carrera; “El hombre de las mil caras”, la nueva película de Alberto Rodríguez y que ha conquistado a la crítica, destacando especialmente el trabajo de su actor principal, Eduard Fernández, o; la controvertida “Nocturama”, que sigue a un grupo de adolescentes cuyo objetivo es sembrar el terror en París mediante una serie de atentados.

Donostia Zinemaldia

Qué empiece el espectáculo!

ELLE

Pero nosotros, como hemos dicho, no pudimos llegar a tiempo para ver ninguna de estas películas. Sí que llegamos a tiempo, sin embargo, para asistir al pase de “Elle”, la nueva película del neerlandés Paul Verhoeven, que vuelve por todo lo alto tras unos años de cierta inactividad en los que lo más destacable fue “El libro negro”, de hace ya diez años. En “ElleVerhoeven nos presenta un relato bastante atípico en el que la protagonista, una espléndida Isabelle Huppert que se come la pantalla sin pestañear, es una exitosa mujer de negocios, dueña de una empresa de videojuegos, a la que atacan y violan en su casa nada más empezar la película.

Lo que al principio parece que va a centrarse en una especie de juego del gato y el ratón entre víctima y atacante se acabará convirtiendo en algo mucho más perturbador, mezclando elementos como el pasado de la protagonista, su relación con sus vecinos y familiares (a destacar su madre o su hijo, ambos personajes lamentablemente ridículos pero igualmente entrañables) y, sorprendentemente, un humor negrísimo que está presente desde casi el primer plano hasta el último, y que le da un tono delirante a la película. Y es que ésta podría haber caído fácilmente en el ridículo de haberse tomado más en serio, pero el guión de David Birke, adaptación de una novela de Philippe Djian, sabe a lo que juega y, más que ofrecernos un thriller dramático, opta por todo lo contrario, quitándole hierro al ataque que sufre Michelle y centrándose especialmente en la psique de ésta y en su particular búsqueda de venganza.

PAUL VERHOEVEN

A sus ya 78 años Verhoeven parece estar encantado con el material que tiene en sus manos y saca muchísimo provecho de lo delirante de la propuesta y sus personajes, y prueba de ello fueron las múltiples risas que se fueron escuchando a lo largo de la proyección en el Teatro Principal. Veremos cómo trata la taquilla europea a una película tan inclasificable como “Elle”, pero como mínimo Huppert debería recibir alguna nominación por su trabajo, puesto que la naturalidad con la que asume un papel tan complejo como éste es digna de admirar.

Festival de San Sebastián 2016

¿Alguna “Celebrity”?

El festival no se detiene, y hoy nos toca asistir a “Colossal” de Nacho Vigalondo y, si las entradas nos lo permiten, a “Midnight Special”, lo nuevo de Jeff Nichols. Si queréis saber qué nos han parecido, estad atentos, que os lo contaremos mañana.

noticias del festival