Sin valoraciones aún.
Por favor espere…

Drama entre bambalinas

Phil Lord y Chris Miller

Esta semana la red y la comunidad fan se han visto sacudidos hasta su mismo seno tras el anuncio de que Lucasfilm ha despedido, repito, despedido, a los directores de “Han Solo: Una historia de Star Wars”, siendo estos el irreverente dúo Chris Miller y Phil Lord. ¿La causa? La de siempre: diferencias creativas.

Sin embargo, la diferencia entre este caso y muchos anteriores, a parte del inusual asunto del DESPIDO, es que con este proyecto estaban a punto de terminar el rodaje principal, porque siempre hay retakes posteriores, y el material ensamblado por los editores aparentemente había entusiasmado a todos los responsables. O casi. El problema parece haber venido por el enfoque reportadamente más cartoonesco del personaje y menos serio que lo interpretado por Harrison Ford en las películas principales, que no ha cuajado con la idea inicial del guionista Lawrence Kasdan, una voz muy poderosa dentro de la compañía, ni por tanto tampoco con la de Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm.

No voy a entrar en más detalles sobre lo sucedido detrás de las escenas, porque para ello me remito directamente al excelente reportaje escrito en Las horas perdidas.

Kathleen Kennedy

Lo que si vale la pena resaltar es que ahora ya se ha confirmado que Ron Howard será el responsable de terminar el rodaje y de hacer todos los retakes necesarios para reconducir la producción. Y también que esta situación es muy parecida a la que vivió Gareth Edwards con Rogue One: Una historia de Star Wars (2016), otro caso en que pareció que no se dejaba a los realizadores la libertad prometida al principio de todo, y que al final podría apuntar a serios problemas con la actual dirección de Kennedy a la hora de abordar los proyectos.

Porque la cuestión aquí no es no querer dejar libertad creativa a los directores, sino prometer eso y cambiar de dirección a mitad de camino, provocando con ello un sentimiento de insatisfacción a la horda de seguidores que tiene esta franquicia. Además, que cada vez se percibe más la sensación de homogeneidad en las grandes producciones americanas, algo que se ve tanto en las películas de Marvel Studios (como Lucasfilm, ambas son propiedad de Disney, por lo que hace sospechar donde puede radicar el mal real), como en las de otras compañías como la reciente “La momia” (Alex Kurtzman, 2017), por nombrar algunas. Ya hace años que se denuncia una presunta falta de originalidad en el Hollywood actual, y hechos como este no hacen más que cimentar dicha idea.

Ron Howard

Sea como sea, desde aquí deseamos dos desenlaces para toda la historia: lo más importante, que nada de esto afecte al futuro cinematográfico de Miller y de Lord, porque no se lo merecen. En segundo lugar, que la película sobre Han Solo termine siendo un buen producto. Aunque siendo sinceros sobre Howard, y reconociendo que se trata de un director competente, no hay ningún indicio de que vayamos a tener algo fresco y original, a pesar de haberse dicho por todos lados que el guion de Kasdan es excelente.

Veremos en que queda todo este tema.

Si os interesa conocer más detalles sobre este asunto, adjunto los siguientes enlaces: (1), (2), (3) y (4).

Últimas críticas

Tráiler del día

Leave a Reply