Por favor espere…

Las mejores películas del 2017

Como es costumbre, os presentamos un listado de las mejores películas estrenadas en nuestro país del año 2017 que acabamos de terminar. Desafortunadamente, como es normal, habrá películas que nos habremos dejado en el tintero por falta de tiempo o, quizás, porque se nos habrá pasado por alto.

Sin embargo, esperemos que podáis sacar algo de la lista y que estéis de acuerdo con ella.

Este año hemos añadido una mención especial porque así lo hemos creído conveniente, y también hablamos sobre los títulos que se nos antojan más interesantes para el 2018 que acaba de empezar.

14. Thor: Ragnarok, de Taika Waititi

Thor: Ragnarok

Parecía que Marvel Studios no podía hacer buenas películas en solitario más allá de sus dos personajes más populares: Iron Man y el Capitán América. Ha tenido que ser el inigualable Taika Waititi el elegido para elevar el dios del trueno a la misma categoría que aquellos.

Lo mejor no es solamente el sentido del humor absurdo propio del director, sino el juego que hace con el universo de la película, la historia desacomplejada de construcción (o reencuentro) del héroe, y las escenas más pirotécnicas, quizás lo de menos dado lo que las envuelve, pero llenas de creatividad.

13. El imperio de las sombras (Mil-jeong), Kim Jee-woon

El imperio de las sombras

Esta nueva película de Kim Ji-Woon se puede poner junto a otros títulos como “Crónica de un asesino en serie” (Bong Joon-ho, 2004), “The Chaser” (Na Hong Jin, 2008), “Encontré al diablo” (Kim Ji-Woon, 2010) o “El extraño” (Na Hong Jin, 2016) dentro de esa excelente oleada de thrillers coreanos.

Ambientada en la turbulenta época de la ocupación japonesa en Corea, a la historia no le faltan giros, espionaje, personajes interesantes y duda ante la lealtad real de algunos de ellos. Todo ello magníficamente orquestado por Ji-Woon.

12. El otro lado de la esperanza (Toivon tuolla puolen), de Aki Kaurismäki

El otro lado de la esperanza

Aki Kaurismaki firma una cinta donde se puede considerar crea un microcosmos muy particular: personajes de lo más peculiares, un sentido del humor de lo más absurdo, quizás a modo de contrapunto a la realidad dramática, social y política a la que parece estar apuntando.

Así, consigue un equilibrio entre la emoción, los gags, la esperanza, la falta de ella, y la injusticia, manifestada a través de diferentes estratos sociales.

11. Verónica, de Paco Plaza

Verónica

Paco Plaza realiza aquí su mejor película hasta la fecha, sorprendentemente basada en hechos reales. La historia sigue a una adolescente que, tras una sesión de ouija, empieza a sentir cosas extrañas a su alrededor.

Plaza utiliza muchas convenciones del género, por lo que en este aspecto poco sorprende. Sin embargo, al centrarse más en las preocupaciones y vida de su protagonista, consigue que nos creamos y preocupemos más todo cuanto le sucede, todo ello potenciado por la recreación de una España noventera que a muchos sonara muy próxima.

10. La vida de Calabacín (Ma Vie De Courgette), de Claude Barras

La vida de Calabacín

Animación stop motion para una historia tierna y cercana que rehúye de los despliegues visuales habituales en el estilo de la animación para mostrarnos una retahíla de personajes y situaciones que difícilmente no conmoverán.

El estilo naif es un buen contrapunto para la dura historia que cuenta: la de un grupo de niños abandonados o directamente huérfanos, que encuentran apoyo entre ellos mismos y las improbables figuras que velan por ellos.

9. El sacrificio de un ciervo sagrado (The Killing of a Sacred Deer), de Yorgos Lanthimos

El asesinato de un ciervo sagrado

Se trata de una película complicada. Yorgos Lanthimos genera una atmósfera que va más allá de la desesperación para describir y destrozar una familia.

Lo cierto es que, más allá del interés hacia la historia, la película es un deleite gracias a unos actores inmejorables, un incómodo ritmo pausado, la creciente tensión creada por la premisa y unos personajes perfectamente construidos.

8. Logan, de James Mangold

Logan

Si ésta resulta ser finalmente la última vez que veremos a Hugh Jackman como Lobezno, podemos decir que ha dejado el personaje a lo grande.

Ambientada en un futuro postapocalíptico, el director James Mangold cruza el universo mutante de la Fox con los westerns crepusculares en esta historia de redención que, a pesar de su brutalidad, transpira humanidad gracias a un acertado guion y a dos actores entregados a sus papeles como son el propio Jackman y Patrick Stewart como Charles Xavier.

Y no os perdáis la versión en blanco y negro que salió en formato doméstico.

Podréis leer la crítica completa en el siguiente enlace.

7. Coco, de Lee Unkrich & Adrian Molina

Coco

Es habitual en el cine de Pixar encontrarse con películas que van de más a menos, como puede ser el caso de “Wall-E” (Andrew Stanton, 2008), “Up” (Pete Docter & Bob Peterson, 2009) o “Del revés” (Pete Docter & Ronnie Del Carmen, 2015). Obras que, a pesar de ser muy recomendables, tienen un arranque mejor que su posterior desarrollo.

En “Coco” sucede todo lo contrario. A partir de un inicio de lo más convencional, se nos presentan personajes que no son lo que parecen, situaciones no exentas de sorpresas, se abordan varios temas enfocados a un público adulto –no es una película pensada precisamente para los más pequeños- y Pixar se mantiene fiel a sus principios de hacer emocionar… Puede que aquí forzando demasiado la maquinaria. Sin embargo, “Coco” es con todas las de la ley una de sus mejores producciones.

Podréis leer la crítica completa en el siguiente enlace.

6. Múltiple (Split), de M. Night Shyamalan

Múltiple

Se puede decir que se echaba de menos al mejor Shyamalan tras una etapa en la que no parecía levantar cabeza. Si “La visita” (2015) ya fue un indicio de que al genio todavía le quedaban energías, “Múltiple” lo reafirma. A pesar de esto, la película pertenece a James McAvoy y las varias identidades de la enfermiza mente de Kevin Wendell Crumb.

Como no puede ser de otro modo, el giro final de la película ha sido de lo más aplaudido de la producción… No sin razón. Ahí lo dejamos. Simplemente disfrutadla.

5. Z, la ciudad perdida (The Lost City of Z), de James Gray

Z, la ciudad perdida

Se quejaba su director James Gray del problema en el Hollywood actual sobre la desaparición de películas de presupuesto medio dirigidas a un público adulto: o hacen grandes producciones o películas más bien autorales.

Z, la ciudad perdida” está basada en hechos reales: los del explorador inglés Percy Fawcett (Charlie Hunnam) en su obsesión por encontrar la mística ciudad de oro en la jungla amazónica. A partir de ahí se hace un retrato histórico de una sociedad, un mundo, prácticamente inexistentes, con todas sus virtudes y defectos. Gray se demuestra como uno de los grandes actuales y se rodea de un reparto casi perfecto.

4. Star Wars: Los últimos jedi (Star Wars: The Last Jedi), de Rian Johnson

Star Wars: Los últimos jedi

El esperado regreso de Luke Skywalker (Mark Hamill) a la acción ha llegado este 2017 en una película que ha fascinado a la crítica y dividido a los fans. El director y guionista Rian Johnson ha optado por romper expectativas, romper con lo viejo a partir de todo lo nuevo y dotar a los personajes de una humanidad donde los héroes son más necesarios que nunca.

A nosotros nos ha parecido una de las mejores entregas de la saga y esperamos que el tiempo la ponga en su merecido sitio.

Podréis leer la crítica completa en el siguiente enlace.

3. Manchester frente al mar (Manchester by the Sea), de Kenneth Lonergan

Manchester frente al mar

No puede ser fácil escribir y dirigir un melodrama de base telefilmesca sin caer en las situaciones comunes que se pueden extrapolar de este tipo de historias: sensiblería, lágrima fácil y personajes de nulo interés.

Sin embargo, Kenneth Lonergan consigue aquí un tono neutro gracias a una puesta en escena teatral, unas interpretaciones contenidas, y puntos “humorísticos” en momentos clave que no hacen más que subrayar el carácter cercano de los personajes.

Casey Affleck da el mejor papel visto hasta ahora, y se ve rodeado de un plantel igualmente excelente: Lucas Hedges, Kyle Chandler y Michelle Williams, entre otros.

Eso sí, tenemos que avisar: es una película dura de ver por lo que sucede, no tanto por el tipo de narración. Los que entréis en ella, seguramente no saldréis igual.

2. Silencio (Silence), de Martin Scorsese

Silencio

Da igual que seas creyente o no, o que la religión te importe un comino, más allá de todo eso la película gira alrededor del concepto de la fe. Una fe inquebrantable para algunos, no tanto para otros. Y en un mundo crecientemente apático, la película debería tener una mayor importancia.

Silencio” se puede considerar una cima en una filmografía exquisita de un director con más obras maestras de las que seguramente pueda contar. Que lo haya conseguido, además, tras esa otra obra magna, y diferente, como es “El lobo de Wall Street” es para hacer un nuevo estudio del director desde “Malas Calles” (1973) hasta la actualidad.

1. Paterson, de Jim Jarmusch

Paterson

Empezamos diciendo que esta película en realidad no pertenece a esta lista, pues se estrenó a finales del 2016. Sin embargo, nosotros no pudimos verla hasta bien entrado el 2017, y como, consecuentemente, no pudimos añadirla en la lista del año pasado, la metemos ahora.

Y además en lo más alto del ranking.

Paterson” nos muestra una semana en la apacible vida de un conductor de autobús llamado Paterson (Adam Driver), llamado igual que la ciudad de Nueva Jersey donde vive, con lo que nos ofrece una mirada ni nada más ni nada menos que a la cotidianidad de la vida misma.

La película se puede ver como una historia de amor, de amistad o sobre la creación artística, sin apenas conflicto dramático. De nuevo, puede que la película no sea para todos los paladares, pero lo que ofrece aquí el director Jim Jarmusch merece ser visto si tienes un poco de interés hacia el cine.

Mención ESPECIAL

Twin Peaks: The Revival

Twin Peaks

A pesar de tratarse de una lista de películas, el regreso de la mítica serie creada por David Lynch y Mark Frost ha sido lo suficientemente importante como para meterla aquí.

Parece que los once años desde su última película, “Inland Empire” (2006), solo ha servido para que Lynch haya podido acumular todas sus obsesiones y mundo interno de cara a este revival, que en muchos aspectos parece pertenecer a una serie diferente a la original.

A partir de un nuevo asesinato, y lo que probablemente se trate del caso más importante del detective Dale Cooper (Kyle MacLachlan), Lynch y Frost juegan con nuestras expectativas, sorprendiéndonos en cada capítulo con los giros, apariciones de personajes sorprendentes, múltiples escenas oníricas, y, en resumen, un sinfín de ideas originales, que convierten este regreso en una de las mejores series de la historia de la televisión por derecho propio –valorada a parte de la serie original-, y haciendo lo que nadie habría imaginado: ofrecer un producto más fascinante, cautivador y mejor que el original.

Ahora pasamos a comentar algunas de las películas que podremos disfrutar en este 2018:

Vengadores: Infinity War, de Joe & Anthony Russo: para que nos vamos a engañar, probablemente será lo más espectacular que veremos en la gran pantalla en todo el año. Además, cuenta con el beneplácito de estar dirigida por la pareja de hermanos responsable de Capitán América: El soldado de invierno (2014) y Capitán América: Civil War (2016).

Annihilation, de Alex Garland: una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años es Ex Machina (2015), escrita y dirigida por Garland. Ahora, solo podemos esperar con qué nos sorprenderá en esta película protagonizada por Natalie Portman y Oscar Isaac, entre otros.

Mary and the Witch’s Flower, de Hiromasa Yonebayashi: el estudio Ponoc es, con todas las de la ley, el sucesor espiritual del estudio Ghibli. Tras su cierre (temporal) después del retiro (temporal) de Hayao Miyazaki (ya está metido en otro proyecto), muchos de sus trabajadores fundaron este estudio. Solo por eso, la película ya merece estar entre las películas más destacadas del 2018.

Isle of Dogs,  de Wes Anderson: hay directores que simplemente merecen ser seguidos, y Anderson es decididamente uno de ellos. El director repite el estilo stop-motion tras “Fantastic Mr Fox” (2009) en esta peculiar historia protagonizada mayoritariamente por perros.

Los increíbles 2, de Brad Bird: la secuela de “Los increíbles” (2004) se venía pidiendo, prácticamente, desde su estreno. Bird ha querido tomarse su tiempo para encontrar la mejor historia posible y por eso esta continuación ha tardado 14 años en llegar a las pantallas. Con suerte podremos aplicar aquello de que lo bueno se hace esperar.

Misión Imposible 6, de Christopher McQuarrie: bien puede decirse que Misión: Imposible – Nación secreta (Christopher McQuarrie, 2015) se trata de una de las mejores entregas de la franquicia. Puede que por eso, y la disponibilidad de su director, haya empujado a Tom Cruise a repetir director por primera vez en la saga. Veremos rostros familiares tanto de “Nación secreta” como de películas anteriores y otros completamente nuevos.

Lady Bird, de Greta Gerwig: más que nada por la excelente recepción cosechada hasta ahora, y porque sus guiones para las películas de Noah Baumbach son muy interesantes.

El hilo invisible, de Paul Thomas Anderson: supone tanto el retiro (¿temporal?) de Daniel Day Lewis de la interpretación y la nueva película de uno de los mejores directores de la historia del cine. ¿Se necesita algo más?

Mute, de Duncan Jones: el regreso a la ciencia ficción del director de “Moon” (2009) y “Código fuente” (2011). Esperemos que el batacazo de “Warcraft” (2016) se tratara únicamente de un traspiés.

The Irishman, de Martin Scorsese: “El lobo de Wall Street” (2013) y “Silencio” (2016) son grandes películas dentro de una filmografía llena de títulos imprescindibles. Esperemos que ésta nueva película mantenga el nivel y no sea un simple reclamo comercial de ver juntos a Al Pacino, Robert De Niro y Joe Pesci.

Dragged Across Concrete, de S. Craig Zahler: del director de Bone Tomahawk (2015) y “Brawl On Cell Block 99” (2017). Repite Vince Vaughn y coprotagoniza Mel Gibson. Suponemos que veremos violencia extrema, personajes más duros que la piedra y un humor muy negro. Así que bien.

Últimas críticas

Tráiler del día

Películas relacionadas

No hay películas relacionadas

Tráilers relacionados

No hay tráilers relacionados

Leave a Reply