Valoraciones: 5.0. De 1 valoración
Por favor espere…

Cronología de una galaxia muy, muy lejana…

Los fans del universo de Star Wars estamos de enhorabuena dado que esta semana se estrena algo que años atrás jamás hubiéramos imaginado posible: un spin off basado en el rico universo surgido de la mente de George Lucas. No un nuevo “episodio” centrado en la familia Skywalker, sino una película completamente nueva, supuestamente fresca, con ganas de presentar nuevas historias enmarcadas en este vasto universo galáctico. Porque si en el cine llevan utilizándose múltiples géneros cinematográficos a lo largo de la historia del celuloide, ¿Por qué no trasladar ese tipo de recursos a un universo tan propio como el de Star Wars? Esta es una pregunta que, el que esto suscribe, lleva preguntándose desde hace más de una década, mientras leía las decenas de novelas y comics del “viejo universo expandido” en el que se expandía ­–valga la redundancia- lo visto en la sagrada trilogía original, esto es, “La guerra de las galaxias”, “El imperio contraataca” y “El retorno del Jedi”.

Rogue One: Una historia de Star Wars”, para los que todavía no lo sepáis, trata sobre el robo de los planos de la Estrella de la Muerte. La primera. La que lo inició todo no en una galaxia muy lejana, pero si hace ya bastante tiempo, 39 años concretamente, cuando nadie se podía imaginar el impacto que causaría tal pequeña producción de la 20th Century Fox. Eso significa que cronológicamente se sitúa antes que “La guerra de las galaxias”, y también significa que se sitúa después de “Star Wars: Episodio III – La venganza de los Sith”.

Star Wars - Imagen 01

Y con esto aparece la eterna pregunta que asoma en la mente de muchas personas dispuestas a empezar a ver todas las películas. ¿Por dónde empezar?  ¿En qué orden debemos ver las películas de la Saga? ¿Por la primera cronológicamente hablando, es decir, “Star Wars: Episodio I – La amenaza fantasma”? ¿La primera estrenada en el 1977? ¿Y si es así porque no empezar mejor directamente con “Rogue One?” ¿O con “Star Wars: El despertar de la fuerza”, aprovechando que es la primera de la nueva trilogía?

Se podría decir que no hay ninguna opción mala, que va a gusto del consumidor, pero antes de meterse a ello puede valer la pena hacer unas valoraciones sobre los pros y los contras de cada orden. Porque, aunque parezca mentida, los hay.

Antes de nada, recordemos los títulos por orden de estreno de la saga, teniendo en cuenta también los que están pendientes de estreno:

Aunque he evitado poner spoilers, aviso que la lista puede contener leves detalles sobre las películas, por lo que avisados estáis antes de que seguís leyendo. Y para no repetir me referiré a cada película por su número, y en el caso de “Rogue One” simplemente por las siglas R1.

Orden cronológico (1-2-3-R1-4-5-6-7)

Star Wars - Orden 1

Con toda seguridad se puede considerar como el orden “lógico” porque al fin y al cabo se empieza por la primera parte y se termina con la última. ¿No es así? Además, de este modo se vive plenamente todo el arco dramático de Anakin Skywalker y como sus hazañas todavía siguen presenten durante los acontecimientos de “El despertar de la fuerza”.

Sin embargo, existen varios inconvenientes con este orden, empezando por lo simplemente mala que es “La amenaza fantasma”, con la consecuente pérdida de interés en seguir viendo las películas posteriores. El mayor problema pese a ello es que narrativamente hablando se van al traste los grandes giros argumentales que depara la trilogía original. Sabemos de antemano que Vader no es el gran villano, sino que hay alguien más detrás: el Emperador, una figura oscura y siniestra presentada originalmente en “El imperio contraataca” y desarrollada en “El retorno del jedi” como una mente maquiavélica y más allá de la redención.

Es cierto que en las precuelas hay una intención de crear misterio con la identidad del Sith infiltrado en el senado, pero es un giro poco trabajado que se puede intuir fácilmente desde “La amenaza fantasma”.

¿Dónde entraría “Rogue One” dentro de este orden? Pues seguramente se podría ver perfectamente entre las dos primeras trilogías, tal como es la intención, pero como todavía no la hemos visto no podemos dar nada por seguro.

Conclusión: un orden válido, pero se pierde en el camino el impacto que producen distintos giros argumentales.

Orden de producción (4-5-6-1-2-3-7-R1)

Star Wars - Orden 2

Las cosas deben verse tal como fueron concebidas porque a la hora de la verdad se bebe de lo que hubo para crear lo nuevo, y las referencias al pasado siempre están ahí.

Lo más importante, se mantienen intactos los grandes giros y sorpresas de las películas originales, y, dado que las mejores entregas están entre estas, se entra a las precuelas con ganas de ver más, e incluso se puede pasar el mal trago que es “La amenaza fantasma”.

Rogue One” puede verse perfectamente al finalizar “La venganza de los Sith”, o después de “El despertar de la fuerza”, dado que esta nueva trilogía todavía no está terminada.

Conclusión: este orden de ver la saga Star Wars puede ser el mejor modo dramáticamente hablando, pero el bajón que suponen las precuelas tras terminar “El retorno del jedi” puede ser dañino.

Orden dramático (R1-4-5-2-3-6-7————1)

Star Wars - Orden 3

Es el orden de visionado más experimental, pues es un modo de mezclar los dos sistemas anteriores. La idea es empezar con los Episodios IV y V. De aquí pasar a los Episodios II y III para ver el pasado de Obi-Wan Kenobi y Anakin, es decir, haciéndolos funcionar a modo de flashback para ver el pasado de los Skywalker y de la orden Jedi. A continuación, seguir con el Episodio VI, y finalmente pasar a la nueva trilogía iniciada con “El despertar de la fuerza”.

Es un buen sistema porque no se pierde la sorpresa en “El imperio contraataca”, ni el de “La venganza de los Sith”. Además, al ser meros flashbacks los Episodios II y III se pueden hacer menos pesados, y permite separar los Episodios IV y VI, por lo que la repetición de la Estrella de la Muerte no se hace tan cargante. Luego del Episodio VI se puede seguir perfectamente con “El despertar de la fuerza”.

El gran inconveniente de este orden es que “El imperio contraataca” termina en un cliffhanger importante, y tener que ver dos películas con otra historia puede resultar frustrante. Y también se pierde la revelación del “Retorno del jedi”, aunque puede que no sea tan importante dado el modo tan trivial con el que se desvela en ella.

Habréis notado que no he mencionado uno de los capítulos, y no os equivocáis. “La amenaza fantasma” no peca solamente de ser mala, sino además de no aportar nada realmente importante a la saga Star Wars ya que sus grandes ideas no son desarrolladas en las otras películas, y el salto temporal que hay entre ella y “El ataque de los clones” supone un punto y aparte importante que presenta una nueva situación en la galaxia, personajes en posiciones muy distintas y, en general, un punto de partida diferente al del Episodio I pero igualmente efectivo.

¿Cuándo ver “Rogue One”? A falta de verla podríamos sugerir mirarla o bien antes que cualquier trilogía, o al final de todo. Para finalizar, ahora si, si tenéis ganas de más, atreveros con “La amenaza fantasma”.

Conclusión: este orden nos parece un buen modo de verlas, puede que el mejor, aunque peca de ser un tanto aleatorio.

Orden inverso (7-4-5-6-1-2-3-R1)

Star Wars - Orden 4

Este orden implica empezar directamente por “El despertar de la fuerza”, seguir con la trilogía original y terminar con las precuelas. De nuevo, a falta de ver “Rogue One” solo podemos suponer donde ponerla, y eso sería al final de todo.

¿Qué sentido tiene este? Únicamente que “El despertar de la fuerza” es la primera de la nueva trilogía, la película que está en boca de todos y por tanto de la que más se habla ahora mismo. Han Solo es simplemente una vieja gloria venida a menos, Luke un brujo misterioso que resulta ser el centro de atención de todo el mundo, y Leia una luchadora idealista en pos de una causa justa. Se pierde la nostalgia, pero el drama principal de la película se mantiene intacto.

Del mismo modo que sucede con empezar con las precuelas, con este orden se pierden todas las sorpresas de las películas anteriores.

Conclusión: si lo tuyo es estar a la orden del día, este puede ser tu sistema. Pero a nosotros no nos parece la más recomendable.

Tras leer todo esto, ¿que os parece a vosotros? ¿Tenéis más ideas? ¿Qué orden creéis que es el mejor para ver la Saga Star Wars? ¿Creéis que podemos añadir algún otro orden de visionado?

Últimas críticas

Tráiler del día

Tráilers relacionados

Leave a Reply