Por favor espere…

Película Han Solo: Una historia de Star Wars

“Han Solo: Una historia de Star Wars se trata de una estimable película de aventuras”

7

Sinopsis

El impetuoso Han (Alden Ehrenreich) querrá salir de las calles del planeta Corellia con su novia Qi’ra (Emilia Clarke) para explorar la galaxia y vivir libremente.

Crítica

critica han solo una historia de star wars

Fotograma de Han (Alden Ehrenreich) y Chewbacca

¿Está Lucasfilm/Disney en problemas? Esta idea parece estar en boca de muchos últimamente tras la enorme división de opiniones de la –para nosotros- excelente “Star Wars: Los últimos jedi” (Rian Johnson, 2017) y los problemas de directores detrás de ésta “Han Solo: Una historia de Star Wars” que han culminado en el “batacazo” en taquilla que ha sufrido. A esto se le puede añadir una percepción popular más bien negativa alrededor de su premisa: ¿narrar la juventud de Han Solo? ¿Una película de orígenes? ¿Sustituir a alguien tan insustituible como Harrison Ford en uno de sus papeles más icónicos? Y así sucesivamente. Esto sin entrar en lo que supone el estreno de una nueva entrega en esta franquicia en particular, pues para muchos no se habla de una película cualquiera sino de un acontecimiento de fervor casi religioso.

Sin embargo, fuera de todo esto seguimos estando ante una simple película cuya función principal es, y siempre ha sido en Star Wars, simple y llanamente ofrecer un entretenimiento en una galaxia lejana que haga volar la imaginación de los espectadores. “Han Solo: Una historia de Star Wars” ha sido dirigida finalmente por Ron Howard tras el despido del tándem formado por Chris Miller y Phil Lord, y cuenta con un guion firmado por el veterano Lawrence Kasdan y su hijo Jonathan. La historia empieza con Han y Qi’ra escapando del cartel criminal del planeta Corellia, pero, como no puede ser de otro modo, cada uno se ve separado en caminos distintos. En sus viajes por la galaxia, Han conoce al mercenario Tobias Beckett (Woody Harrelson), quien lo adoptará entre su tripulación como a uno más.

Fiel al espíritu ochentero de los responsables detrás de la película, “Han Solo: Una historia de Star Wars” aspira y logra con creces elaborar una aventura directa muy a la vieja usanza cuya única ambición es el simple placer de hacer vivir una aventura en esa galaxia tan lejana que tantas imaginaciones ha despertado. Una vez pasados unos primeros veinte minutos algo caóticos, la película pisa el acelerador enlanzado set piece tras set piece parando brevemente algunos minutos para dejar paso a las relaciones entre los personajes.

han solo una historia de star wars reseña pelicula

Fotograma de Qi’ra (Emilia Clarke)

Bajo esta idea, y lejos de épicas grandilocuentes, si se acepta que la película no busca entrar en la moda de historias de orígenes tan habituales en el cine de superhéroes e incluso fuera de ellas como la encarnación de James Bond de Daniel Craig, existen varios valores propios que elevan a la película a un producto estimable y sorprendentemente fresco en su estilo directo que recuerda, tristemente por sorpresa, a “La guerra de las galaxias” (George Lucas, 1977) antes de la franquicia, antes del mito, antes de ser producto objeto de culto.

Para entender el triunfo de ello, es importante valorar quien hay detrás, empezando por el mismo guion escrito a cuatro manos entre Lawrence y Jonathan Kasdan. Del primero se sabe que fue el responsable de los guiones finales de “El imperio contraataca” (Irvin Kershner, 1980) y de “En busca del arca perdida” (Steven Spielberg, 1981), pero no tanto que en su haber tiene dos westerns altamente recomendables como son “Silverado” (1985) y “Wyatt Earp” (1994) en los que también ejerció como director. Lo importante de eso es la llana experiencia a la hora de desarrollar películas de aventuras y los conocimientos del western, aunque el resultado de ésta “Han Solo” quede lejos de los años dorados del veterano guionista.

Ya en los días de “Robin de los bosques” (Michael Curtiz & William Keighley, 1938) o “El halcón y la flecha” (Jacques Tourneur, 1950) se denotaba una tendencia hacia un protagonista carismático para vigorizar la película y un buen plantel de secundarios, y es que son ellos los que tienen que empujar la narración del relato. En este caso nos encontramos con un joven pícaro llamado Han –no el Han Solo que vemos en el Star Wars original, sino un personaje nuevo que sin embargo recuerda a la versión original encarnada por Harrison Ford. Y este personaje tiene todos los ingredientes que se le puede pedir a un personaje de estas características: carismático, dinámico, intransigente, y de corazón de oro. Alden Ehrenreich tiene la colosal tarea de meterse en unas botas insustituibles y el que consiga hacerse suyo el papel puede decir algo del trabajo del joven actor.

han solo una historia de star wars valoracion

Fotograma de Lando Calrissian (Donald Glover)

Durante sus viajes, Han entablará todo tipo de relaciones con distintos personajes, entre ellos el compañero de fatigas Chewbacca (Joonas Suotomo), encontrará una suerte de figura mentora en Beckett, un rival a odiar en un joven Lando Calrissian (Donald Glover), y un jefazo al que temer en Drydan Vos (Paul Bettany), entre otros. Junto a ellos, terminará reencontrándose con Qi’ra, quien seguirá siendo el motor de todo cuánto Han hace a lo largo de la película. No son personajes precisamente complicados, pues se trata de figuras que cumplen funciones muy concretas en la historia, pero esa falta de profundidad se ve suplida por su carisma y personalidad propia establecida en simples brochazos. Glover brilla fácilmente cuando aparece en escena, y Chewbacca tiene varios momentos memorables, pero por encima de ellos se encuentra un Harrelson que se los merienda a todos. Bettany y Clarke son los dos puntos flojos del casting. El primero simplemente falla al intentar ser creíble como una presencia amenazante en lo que probablemente sea una mala decisión de casting, y a Clarke le falta mucha presencia en pantalla necesaria para llenar un personaje que no tiene tanto de donde rascar. Ello perjudica la química con Alden en sus momentos más íntimos, que a pesar de todo consiguen levantar alguna sonrisa por unos ademanes que recuerdan mucho al Han Solo de “El imperio contraataca” en su relación con Leia.

Otro factor a considerar es la presencia de Ron Howard detrás de las cámaras. Se trata de un director sólido, pero falto de personalidad, en su hacer en cuanto a que conoce bien la técnica de realización cinematográfica, y buena fe de ello dan películas como “Una mente maravillosa” (2001), “El desafío – Frost contra Nixon” (2008) y “Rush” (2013), clásicos ochenteros muy queridos como, por supuesto, “Willow” (1988), o esa serie de aventuras más serviciales siguiendo al iconólogo Robert Langdon en las adaptaciones de las novelas originales de Dan Brown. Bien, pues la realización de Howard es… Simple y anodina como se podía esperar, y apenas destaca seguramente agravado por las prisas con las que se rerodó todo después de los problemas iniciales. Pero consigue con creces prender la película de una sensación de ritmo e ingenuidad muy acertados al tono aventurero tan clásico. Es por eso mismo que, por otra parte, la fotografía gris y unifocal de Bradford Young quede tan rara. Sin ser un mal trabajo, se puede cuestionar si una imagen más saturada y contrastada hubiera servido mejor a la historia aquí contada. Del mismo modo, también se echan de menos más imágenes de los planetas visitados para aumentar el sense of wonder tan necesario en este tipo de historias.

critica han solo la pelicula

Fotograma de Tobias Beckett (Woody Harrelson)

Las grandes fanfarrias instrumentales son ya marca de la casa cuando se habla de Star Wars, o al menos lo ha sido hasta ahora a falta de poder disfrutar de la música de las futuras entregas. John Powell es ahora el encargado de tomar la batuta, aunque no sin la ayuda de John Williams quien ha compuesto el tema principal de la película, muy apropiadamente titulado “The Adventures of Han”. Se trata de un tema enérgico, trabajado de tal modo que da paso a poder ser arreglada para distintas situaciones narrativas, aunque Powell se quede un tanto a las puertas de ello. Sin embargo, se trata de un buen trabajo en general, pues la música acompaña el tono entretenido y aventurero de la película con temas muy dinámicos para realzar la acción, a destacar “Train Heist” y ese viaje por el tren de los recuerdos que es “Reminiscence Therapy”.

Nunca veremos cómo habría sido la versión acabada por el dúo Miller & Lord. Es probable que hubiera sido una película con más personalidad y todavía más divertida, pero también es probable que se hubiera subido al carro del éxito de “Guardianes de la galaxia” (James Gunn, 2013). Sin embargo, se puede valorar la película final como lo que es: una simple película de aventuras, sin más. Y en un panorama de franquicias cada vez más serializadas, el que ésta “Han Solo” sea algo tan básico como “una simple película” puede tratarse en realidad de mucho más de lo que parece.

Otros datos sobre Han Solo: Una historia de Star Wars

Últimas críticas

Tráiler del día

Leave a Reply