Buscar
Buscar
Aliados (Robert Zemeckis, 2017)

Aliados (Robert Zemeckis, 2017)

Aliados imagen destacada
Imágenes vía Paramount Pictures
Sumario

Fantástica película de romance en medio de una guerra.

Éxito tras éxito

Robert Zemeckis es uno de esos directores que han cosechado tantos éxitos («Forrest Gump» o «Náufrago«, «El desafío«entre otros) que, a pesar de algún que otro batacazo, siempre esperas que te sorprenda con una gran historia. Y «Aliados« no es una excepción.

La película cuenta con guión original de Steven Knight (Negocios ocultosPromesas del esteLocke). Él mismo explicaba que «la historia que escuchó y le sirvió para escribir Aliados fue la de dos espías infiltrados en la segunda guerra mundial, un espía canadiense y una maestra de escuela francesa convertida en combatiente de la resistencia, que se conocen en una misión y acaban enamorándose«. Así, el filme empieza en 1942. Es un período en el que distintos países se alían para combatir la creciente amenaza nazi que sigue abriéndose paso en toda Europa.

Marion Cotillard y Brad Pitt
Marion Cotillard y Brad Pitt

Regreso a Casablanca

La acción nos traslada concretamente a Casablanca, donde Max Valtan (Brad Pitt) aterriza en su paracaídas para infiltrarse gracias a la tapadera creada durante meses por Marianne Beauséjour (Marion Cotillard), quién finge ser su esposa para colarlo entre la «jet set» del lugar y acercarse a su objetivo: el embajador de Alemania.

Tras la misión ambos regresan a Londres. Como si de una pareja corriente de enamorados se tratara, empiezan juntos una nueva vida y crean su propia familia. Todo parece perfecto (si no tenemos en cuenta que se encuentran en medio de un conflicto bélico y que ellos son partícipes del mismo). Al menos hasta que se cierne sobre ellos la sombra de la sospecha cuando alertan a Max de que su esposa podría ser una agente doble que está facilitando información al enemigo. Es una conjetura que, de confirmarse, se consideraría como «traición íntima». Y la pena sería ejecutar a la pareja de forma inmediata o enfrentarse a la horca por alta traición.

Marion Cotillard es Marianne
Marion Cotillard es Marianne

Brad Pitt y Marion Cotillard en Aliados

Si decíamos que Zemeckis es garantía de éxito, lo mismo se puede decir de la pareja Brad&Marion. Ambos interpretan a unos personajes fríos, valientes (incluso temerarios) y letales, entrenados para ocultar sus sentimientos. Sin embargo, curiosamente acaban derritiéndose el uno por el otro, algo para lo que ninguno de los dos estaba preparado. Esto se convierte en uno de los pilares de la historia.

En «Aliados» vivimos la evolución de una relación que presenta secretos y intenciones ocultas desde el primer momento. Esto consigue que nunca te acabes de creer si los sentimientos son reales o se trata de una ilusión, otro pilar de la trama. Gran culpa de ello lo tiene el enigmático papel de Marianne. Su identidad oculta fluctúa entre el personaje que interpreta en la misión durante la que conoce a Max, una asesina francesa y la agente doble.

«Si algo sabe hacer Zemeckis es recrear a la perfección cualquier situación o entorno que se proponga y ello es palpable desde el minuto cero«

Con todo, es difícil no sospechar de ella. Pero aun más complicado es no sentirte atrapado por su mirada. Cotillard llena la pantalla con su mera presencia a pesar de tener a su lado a todo un Brad Pitt. Tal es así que Max cae en sus redes, a pesar de su apariencia impenetrable e impasible. Se entrega casi sin darse cuenta a una mujer a la que conoce muy poco, pero con la que decide casarse en contra del consejo de los servicios de inteligencia.

Sin ninguna duda existe química entre ambos actores. Prueba de ello es que acabas creyendo en su historia de amor, aunque probablemente por el hermetismo de sus personajes, y del papel que juegan en la trama; en algunas ocasiones parecen distantes y no saltan «chispas». Pero esto no llega a menoscabar la intensidad de su interpretación, que va en aumento a medida que se acerca el desenlace.

Brad Pitt es Max
Brad Pitt es Max

La puesta en escena

Si algo sabe hacer Zemeckis es recrear a la perfección cualquier situación o entorno que se proponga y ello es palpable desde el minuto 0. La toma inicial de «Aliados» en la que Max aparece sobre las dunas de Marruecos, la secuencia del hospital de Londres, la escena de la fiesta en su hogar o la incursión en la Francia ocupada por los alemanes son algunos ejemplos de ello. Genera un entorno fascinante que dispara la intensidad de la película por si solo.

Para el diseñador de producción Gary Freeman las posibilidades de diseño de las localizaciones de la película, con sus ambientes sofocantes, crudos y misteriosos, ejercieron una irresistible atracción: “Teníamos unos fascinantes contrastes con los que trabajar, desde Casablanca, con su exótico ambiente de pueblo fronterizo, al Londres del bombardeo aéreo alemán, sin olvidarnos de las incursiones por Francia y Canadá”, recuerda. “Esa variedad hizo posible una fantástica combinación de ideas visuales”. Y efectivamente así es, toda una delicia visual.

Toda la película está fantásticamente ambientada con un estilo visual impecable que recupera la esencia del Hollywood de los años 40. Lo realza gracias a la tecnología empleada para su filmación, para lograr conmoverte sólo con los lugares a los que nos lleva su narración: Casablanca y el desierto marroquí; las oficinas de la SOE en Baker Street; Dieppe (Francia) y, por supuesto, un Londres amenazado por los constantes bombardeos aéreos alemanes.

Imagen de Aliados
Imagen de Aliados

Aliados en el cine

Si lo dicho hasta ahora no es suficiente para ver Aliados, quizá el hecho de ver a Brad Pitt hablando en un estudiado acento francés (específico de Quebec) cuando llega a Casablanca (y que es motivo de burla por parte de Marianne) sea el factor que decante la balanza en detrimento de otras películas; pues no mencionamos el resto del reparto por su limitada aportación a la trama. Anécdotas a parte, Robert Zemeckis nos vuelve a regalar una fantástica historia con tintes de espionaje, traición y amor que seguro no te deja indiferente. El tándem Brad&Marion puede que no guste a algunos pero consiguen que te pongas en su piel y experimentes de primera mano sus emociones. Así que si quieres saber como lo hacen, ya sabes dónde ir… Que la disfrutes!.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menu

Géneros

Tráilers 2019