Buscar
Buscar
John Wick (Chad Stahelski & David Leitch, 2014)

John Wick (Chad Stahelski & David Leitch, 2014)

John Wick imagen destacada
Imágenes vía Corbi Media
Sumario

Un buen ejercicio de estilo sobre cómo realizar las escenas de acción.

Mi nombre es John Wick

Pura serie B de acción de la mano de los directores Chad Stahelski y David Leitch. «John Wick» se desarrolla como un vehículo de lucimiento de sus escenas de acción y su protagonista principal. La película tiene un tono serio general acentuado por el aspecto tosco y el silencio casi perpetuo de Reeves durante todo el metraje. Sin embargo, eso no quita que la base de la película tenga un punto hilarante. En resumen, John Wick decide terminar con toda una organización criminal cuando uno de sus descerebrados integrantes le roba el coche y mata a su perro.

De hecho, hay un choque entre la presunta dureza del personaje titular con el rostro de chico bueno de Reeves. Su rostro muestra siempre tranquilidad y paciencia, incluso mientras ejecuta a sus enemigos. Así, sus movimientos son siempre parsimoniosos y seguros. Pero, ¿dónde ha aprendido a moverse de ese modo? Es sólo cuando se marca su objetivo que se nos desvela que se trata de un mercenario letal retirado.

Incluso llegan a compararlo con el hombre del saco. Sin embargo, Viggo Tarasov (Mikael Nyqvist), líder de la organización criminal objetivo de Wick, corrige diciendo que es la persona que da caza al hombre del saco. No hay mucho más que contar en cuanto a la historia. Si a caso resulta destacable el lore que se crea alrededor del oficio de Wick; con sus compañeros de armas, organizaciones varias y asilos para descansar. Seguro será material para crear franquicia.

Keanu Reeves es John Wick
Keanu Reeves es John Wick

Acción con personalidad propia

Cabe puntualizar que si las escenas de acción son tan interesantes se debe a que sus directores eran especialistas en ellas, y ahora dan el salto a la dirección. Saben crear unas buenas set pieces en las que Reeves se mueve por la pantalla cuál bailarín, realizando sus acrobacias para eliminar cualquier cosa entre él y su meta. Así, las escenas de acción brillan por sus coreografías. Se da más importancia a estas que a un montaje y planificación en aras de crear una supuesta sensación de intensidad a base de confundir al espectador.

Viendo el panorama de cine de acción actual en el que se confunde el barullo visual con la emoción, se puede considerar todo un milagro. En «John Wick» la intensidad se crea con cada uno de los movimientos y disparos precisos de Wick para ejecutar a sus enemigos. Reeves no dispara sin apuntar, solo hace disparos breves pero certeros incluso cuando se enfunda una ametralladora.

Imagen de John Wick
Imagen de John Wick

Buena película de género

En definitiva, “John Wick” no es una película que innove o aporte algo nuevo al género. Incluso se puede entender como un simple modo de relanzar a Keanu Reeves como héroe de acción. Sin embargo es sincera en cuanto a su contenido, y el principio melodramático es tan solo una excusa para justificar el torrente de acción que le seguirá hasta el final. Tiene el aliciente de no aburrir nunca y de tener buenas escenas de acción. También de contar con un buen plantel de secundarios que dan carisma a sus personajes, porque el guion se limita a dibujarlos con simples plumazos.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menu

Géneros

Tráilers 2019