Buscar
Buscar
Mad Max: Furia en la carretera (George Miller, 2015)

Mad Max: Furia en la carretera (George Miller, 2015)

Mad Max: Furia en la carretera imagen destacada
Imágenes vía Warner Bros
Sumario

Apoteósica.

A todo gas

«Mad Max: Furia en la carretera» es una película que no te deja indiferente, seas seguidor (o no) de la saga iniciada por George Miller en 1979 con Mel Gibson en el papel de Max, pues estamos delante de la secuencia más bárbara nunca vista. Y es que el argumento se resume a eso: un persecución absolutamente bestial de casi dos horas por los desiertos de un mundo post nuclear en el que bienes como el agua, la gasolina o la leche materna son extremadamente escasos y origen de conflictos entre las diferentes tribus supervivientes.

Todo empieza con la captura de Max (Tom Hardy), a quien pronto utilizan como “bolsa de sangre” para un chico de la guerra, enfermo y fervor seguidor de Immortan Joe (Hugh Keays-Byrne), llamado Nux (Nicholas Hoult), y que encabezará la persecución para atrapar a Furiosa (Charlize Theron) con la esperanza de acabar su existencia de una forma histórica y ganarse su sitio en Valhalla, el paraíso de los guerreros.

Tom Hardy y Charlize Theron
Tom Hardy y Charlize Theron

Desde el primer minuto las revoluciones (y los decibelios) se disparan superando los límites de lo racional. Tiene un guión que no da treguas excepto en algunos momentos puntuales en los que el director aprovecha para aportar algún matiz a la historia o a los personajes, pues se suceden las escenas de acción y destrucción sin margen para digerir lo que está pasando, fantásticamente acompañadas de una banda sonora atronadora que encaja a la perfección con cada plano y eleva la espectacularidad al máximo.

El show de Charlize Theron

Las interpretaciones, limitadas por la falta de diálogos, aportan lo suficiente para que te involucres en la historia y vivas con mayor intensidad la cadena de acontecimientos a base de explosiones, colisiones y ataques despiadados.

Inmortan Joe y sus seguidores
Inmortan Joe y sus seguidores

Entre todas las figuras sobresale con mucha diferencia la de Furiosa. Es la auténtica protagonista (con permiso de las propias secuencias de acción) del filme. Nos presenta uno de los personajes femeninos más potentes de los últimos tiempos, en un mundo dominado por los hombres. Furiosa se atreve a desafiar a su líder en busca de la esperanza hacia una vida mejor, tanto para ella como para las esposas de Joe (Zoë KravitzRosie Huntington-WhiteleyRiley KeoughAbbey Lee y Courtney Eaton), a las que intenta liberar de su vida de sumisión. A ellas se une Max, un superviviente perseguido por los fantasmas de su pasado que asume un rol de secundario de lujo, medio justiciero, medio vengador, y que resulta fundamental para el devenir del viaje.

Apoteosis y desenfreno

A nivel general, puede ser que la estética y el diseño de los personajes del mundo post apocalíptico creado por Miller no guste, que resulte repulsiva, incómoda y enfermiza. También puede ser que una película de dos horas, en la que los diálogos sorprenden por su ausencia, parezca aburrida y vacía de contenido; o que la acción incesante, visceral y delirante a la que nos expone el director pueda inducir a una paranoia pasajera. Y hasta puede ser que los monstruosos vehículos diseñados y creados para la película no se entiendan como las “obras de arte / máquinas de guerra” que son.

Crítica de Mad Max: Furia en la carretera, de George Miller
Mad Max: Furia en la carretera, de George Miller

Pero lo que es innegable es la brillantez con la que, plano a plano y prácticamente sin el uso de imágenes digitales, George Miller le saca partido a los 3.500 storyboards y 480 horas de material (mención especial al trabajo de la tropa de especialistas que participó en el rodaje), y nos ofrece una película apoteósica en todos los sentidos, que realmente merece la pena disfrutar en el cine.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menu

Géneros

Tráilers 2019