Buscar
Buscar
Capitán América: El primer vengador (Joe Johnston, 2011)

Capitán América: El primer vengador (Joe Johnston, 2011)

Capitán América: El primer vengador imagen destacada
Imágenes vía The Walt Disney Company
Sumario

Chris Evans se presenta como el Capitán América en este título tan entretenido como olvidable.

En «Capitán América: El primer vengador«, un grupo de Nazis escudados bajo el nombre de Hydra y liderados por Johann Schmidt (Hugo Weaving) está buscando una poderosa fuente de energía conocida como el Teseracto. Por otra parte, el ejército de los Estados Unidos está en plena fase de reclutamiento militar a lo largo y ancho del país para participar en la Segunda Guerra Mundial. En este contexto, Steve Rogers (Chris Evans) es un joven idealista y estoico que, pese a su pobre condición física, no teme meterse en problemas en pos de una causa justa.

Sin embargo, su cuerpo es una barrera infranqueable que le impide alistarse en el ejército. No será hasta conocer al doctor Abraham Erskine (Stanley Tucci) que le concederán la oportunidad de demostrar su valía, no solamente en el campo de batalla, sino además para someterle a un experimento científico único en el que, mediante un suero especial, lo convertirían en un súper soldado. Con el tiempo, será conocido como el Capitán América, nombre temido entre las tropas alemanas.

Chris Evans en Capitán América: El primer vengador
Chris Evans en Capitán América: El primer vengador

De cero a héroe

Capitán América: El primer vengador” ofrece una historia dividida en dos partes muy claras en sus dos horas de metraje que se pueden resumir del siguiente modo: una primera mitad en la que se crea al héroe, y una segunda en la que el personaje, ya consciente de sus plenas capacidades, se entrega en su lucha contra los alemanes, y concretamente contra Hydra. Son dos partes bien diferenciadas con las que el director Joe Johnston y los guionistas Christopher Markus y Stephen McFeely aprovechan tanto para indagar en lo que hace a Rogers el mejor candidato para convertirse en un súper hombre, como para presentar a los personajes principales de la historia.

Cuando pasamos a la segunda mitad de la historia ya se entra en una dinámica más dinámica en la que la pirotecnia y los efectos especiales toman las riendas del espectáculo audiovisual, en una consecución de escenas que empujan el drama hacia el inevitable y esperable clímax final.

Estamos hablando de una estructura tradicional para tener tanto tiempo para presentar a los personajes y sus relaciones como para ofrecer el entretenimiento visual que se puede esperar de una película de estas características. Sin embargo el conjunto general de la película carece de un mayor trabajo en cada aspecto. Salvo el personaje principal, los secundarios carecen de definición más allá de las simples necesidades de la historia. Por otra parte la película carece de set pieces o momentos de acción realmente memorables.

Hugo Weaving en Capitán América: El primer vengador
Hugo Weaving en Capitán América: El primer vengador

Chris Evans es Capitán América: El primer vengador

Chris Evans es un gran acierto en el papel principal habiéndolo demostrado ya en “Los vengadores” (Joss Whedon, 2012), “Capitán América: El soldado de invierno” (Anthony & Joe Russo, 2014) y “Vengadores: La era de Ultrón” (Joss Whedon, 2015) que el papel le pertenece. El actor personifica el virtuosismo moral del personaje a la vez que la personalidad líder que se desprende tanto de sus diálogos como, para que negarlo, de un físico imponente. Es un personaje todavía verde, no plenamente consciente del potencial que encierra su cuerpo. No obstante, irá cogiendo consciencia de ello a medida que las situaciones le obliguen a alzarse como la figura a seguir que está destinado a ser.

Evans tiene la responsabilidad de llevar sobre sus hombros el peso de toda la película. El resto de secundarios carece de definición, y eso que el elenco suma nombres de actores como Stanley Tucci, Tommy Lee JonesToby Jones o Hugo Weaving, quienes se basan en su estimulante presencia en pantalla para suplir las carencias del guión. Es un problema que se extiende por todos y cada uno de ellos, y al final su única razón de ser parece ser poder hacer avanzar la trama principal o bien empujar a su protagonista hacia sus objetivos. Así, otros secundarios importantes como James “Bucky” Barnes (Sebastian Stan) o Peggy Carter (Hayley Atwell) no terminan de tener mayor papel que sus roles como, respectivamente, mejor amigo e interés romántico de Rogers.

Un look un tanto feo

Por ser un blockbuster contemporáneo se le puede achacar unos efectos especiales que no siempre terminan de estar bien implementados con el resto de la imagen. Parece como si la mayor parte del trabajo se hubiera centrado en una, ahora sí, increíble labor para cambiar el aspecto físico de Evans. Son varias las técnicas utilizadas para convertirlo en un joven canijo. Desde el uso de un cuerpo de niño con el rostro añadido del actor, a grabar el plano distintas veces, una con el actor, otro sin él, y una tercera vez con el doble de cuerpo.

Steve Rogers y Peggy
Steve Rogers y Peggy

El resultado final es muy redondo, y consigue sorprender por al cambio radical que se produce. Por todo lo demás, el trabajo detrás de las cámaras de Johnston es puramente funcional. No sabe sacarle mayor provecho a una situación tan rica como es el conflicto bélico donde sucede la narración.

Tan entretenida como olvidable

Lo mejor que se puede decir de “Capitán América: El primer vengador” es que no tiene nada especialmente malo, pero tampoco contiene nada especialmente notable. Toda la película raya en lo correcto sin contener ningún elemento destacable más allá del gran acierto de escoger a Evans para el papel principal, aunque como ya hemos avanzado se trata de una decisión que daría más frutos en futuras películas con él como personaje principal. En resumen, tan entretenida como olvidable.

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Menu

Géneros

Tráilers 2019